Archive | Recetas RSS feed for this section

Spaguetti al fruti di mare en 15 minutos!

14 Abr

Hoy os voy a contar como preparar unos ricos spaguettis con sabor a mar cuando no te queda casi nada en la nevera, es decir, low cost 😛

Sólo necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 500g de spaguetti al nero di sepia. Son de color negro y los podéis encontrar fácilmente en Hipercor o en el Corte Inglés.
  • 4 cucharadas de cebolla picada (aproximadamente una cebolla).
  • 4 dientes de ajo aplastados (a mi me gusta más confitarlos un poco con la cebolla y el aceite. Para ello no pueden estar picados sino que basta con aplastarlos un poco antes de incorporarlos a la sarten y mantener el fuego bajo).
  • Perejil (al gusto).
  • 1 vaso de Vino blanco semiseco.
  • 4 Tomatitos cherry troceados tal cual. Yo no los pelé, simplemente los corte y los eché. También puede utilizarse un tomate grande, pero en este caso si que hay que pelar y quitar las semillas.
  • Pimienta y sal al gusto.
  • Pastilla de caldo de pescado.
  • 1 tenedor de postre de Pimentón picante (también pueden ser dulce).

Os explico el proceso:

  1. Poner a cocer los spaguetti (si tenéis hervidor, como yo, este paso sólo os llevará 5 minutos). Dejarlos “al dente” (un poco durillos) porque después les incorporaremos caldo caliente), colar y reservar.
  2. Aplastar los ajos e incorporar en una sarten junto a la cebolla y el perejil. Utilizar aceite de oliva virgen y echar un poco más de lo normal para que luego ligue bien con el vino y no nos quedemos cortos. Freir a fuego medio hasta que la cebolla quede transparente.
  3. Añadir medio vaso de vino blanco y dejar que reduzca un poco (lo suficiente para que se evapore el alcohol).
  4. Incorporar los tomatitos cherry y añadir el vino blanco restante. Seguir cocinando a fuego medio.
  5. Cuando vuelva a adquirir calor, incorporar la pastilla de caldo previamente triturada y añadir el pimentón, la pimienta y la sal. Probar con una cucharita para comprobar si se ha evaporado lo suficiente el vino. Dejar que reduzca al gusto, es decir, dependiendo de si os gusta con más o menos caldo.
  6. Añadir a los spaguetti y remover en una cacerola.
  7. Servir en plato hondo.

Ésta receta fue totalmente improvisada, no me apetecía comer los spaguettis como siempre con aceite y ajo. Apenas se tarda tiempo y es perfecta para ser preparada cuando no tenemos muchas ganas de cocinar, pero queremos comer algo más sabroso 😀

Excepto el ajo, tanto la cebolla como el perejil los tenía ya troceados y congelados , por eso se tarda tan poquito en hacer.

Disculpad la calidad de las fotografías pero aun no le tengo cogido del todo el truco al flash! 😦

Magdalenas

26 Ene

No tenía nada apetecible esta mañana para desayunar porque los bizcochos ya se han acabado así que me he puesto a hacer unas magdalenas para desayunar mañana 🙂

No quería hacer las típicas magdalenas de aceite (no porque no me gusten sino porque no tenía hoy cuerpo para eso jeje) así que me he cogido mi Laorusse 😀 y me he puesto a buscar una receta de magdalenas. Es bastante sencillita aunque el maestro Hermé debe de tener 4000 cuencos porque le gusta hacer cada paso en uno distinto 😛

He introducido modificaciones para que tuvieran más sabor y os aviso de que las “medidas” no son para mi. Pillo una receta y voy echando los ingredientes según me da, a cucharadas (y me funciona bastante bien jeje).

Pongo la receta completita de Hermé y entre paréntesis las modificaciones que yo he hecho.

Ingredientes:

100g de harina.

3g de levadura

100g de mantequilla

1/4 limón fresco, la ralladura (modificación: lo he rallado y exprimido)

2 huevos.

120g de azúcar en polvo (modificación: yo he usado la normal y corriente).

Preparación:

Tamizar la levadura y la harina en un bol.  Derrita la mantequilla en un cazo (modificación: en el micro) y dejarla enfriar. Picar fina la corteza del limón (modificación: ralle la corteza del limón).

Cascar los huevos en un cuenco y vertir el azúcar encima. Batir 5 minutos para que espume bien (está es la parte básica de la receta porque si no espuma bien luego no subirá lo suficiente) y añadir la mezcla de harina y levadura espolvoreándola; luego incorporar la mantequilla y la corteza rallada, sin dejar de remover. Modificación: en este punto he añadido el zumo de limón.

Precalientar el horno a 220º (la próxima vez no voy a ponerlo a tanta temperatura porque se tuestan demasiado, mejor a 180-200º).

Untar levemente con mantequilla la bandeja para magdalenas y llenar de masa sólo en sus dos tercios (esto es importante porque sino se desborda!). Hornéela en el horno 5 minutos a 220º, luego baje la temperatura a 200º y déjelas cocer 10 minutos más.

Desmoldar las magdalenas cuando aún estén tibias y dejar enfriar.

Para mi gusto han salido demasiado canijas (tal vez porque “magdalenas” estaba en la sección de pastelitos y son así). La próxima vez seguiré mi propia receta que me gusta más. De todas formas el sabor es muy, muy rico. La textura es muy fina y nada empalagosa (seguramente porque los huevos han espumado) y como tampoco tiene excesiva mantequilla puedes mojarlas tranquilamente en el café, té, colacao, …

Los moldes que he utilizado son de silicona porque como las solemos comer en casa así no estamos todo el día comprando de papel y sale más económico. Los lavas bien y listo :D. Además, no es necesario untarlos con mantequilla, como los que vienen en bandeja, por tanto no hay mantequilla demás y es muy fácil sacar los bollitos sin romperlos.

Espero que os haya gustado la recetilla.

mis moldes de silicona